LAS ENFERMEDADES DEL ALMA




LA SOBERBIA

Por lo general, cuando pensamos en la soberbia creemos que jamás nuestra alma ha caído en ella. Que es un mal de los demás.
Si nos miramos tan solo por un instante, veremos lo equivocados que estamos.
Soberbia es el derroche de nuestros valores, tanto materiales como espirituales.
Soberbia es creernos los dueños de la verdad.
Soberbia es subestimar a los demás.
Soberbia es querer ser siempre el centro de la atención.
Soberbia es decir: -Te perdono- guardando rencor en el corazón.
Soberbia es creer que estoy dando más de lo que puedo.
Soberbia es tender la mano pidiendo ayuda a Dios para elevarme en mi camino y ni siquiera veo a mis hermanos menores, los postergados.
Seguramente nos ha tocado de cerca, pero tiene remedio.
Y el remedio es la oración por nuestra alma, por los que nos aman y por los que no nos aman.
Recordemos al gran Esenio cuando dijo:”Aquel que no tenga culpa que arroje la primera piedra”.
Si queremos que nos amen: Amemos
Si queremos que nos perdonen: Perdonemos.
No seamos avaros en el Amor.
No seamos tibios en el Amor.
No seamos temerosos al Amar.
Debemos sentir más que comprender que el Amor entrega total, que no está subdividido en diferentes sentimientos, Amar es quemarse en una hoguera hacia todo lo ue nos rodea sin esperar ningún resultado.¡Por el hecho de Amar!