LOS CUERPOS- 2


EL CUERPO ENERGETICO


Es una copia del cuerpo físico pero con una vibración más alta. Como si comparáramos una piedra del río con un diamante.
Durante el día, el alma se viste con su físico pero a la noche usa ropa de fiesta.
Las energías negativas afectan al cuerpo energético como las manchas a un vestido. Todo malogro corporal se refleja como en un espejo.
Al dormir, el cuerpo energético se desprende del físico y se dirige a planos, donde se renueva la energía quedando unido al de materia, por un canal de color plata.
Por eso, cuando hay un deterioro progresivo como la drogadicción o el alcoholismo, esa envoltura o aura se rasga y permite el ingreso de formas negativas de pensamiento (elementales). El individuo pierde la identidad y deja de ser conciente de sus actos, permitiendo surgir aquellas zonas oscuras de la mente y ser gobernado por ellas.
En la medida en que sean depurados los pensamientos, cuidemos la salud y busquemos un camino de desarrollo humano, la recarga de energía se realizará en esferas superiores, logrando un avance espiritual y una vida más plena.
Es imposible que lleguemos a un estado superior de conciencia, sólo a través del intelecto.
Existen medios que, utilizados con responsabilidad, nos pueden ayudar además de las buenas intensiones.
La Meditación, la Oración, los Mantras, el silencio…
Todo ello realizado como disciplina diaria.

Graciela Martellotto